miércoles, 12 de septiembre de 2012

La lección de August, de R. J. Palacio

“Todos deberíamos recibir una ovación al menos una vez en nuestra vida, porque todos vencemos al mundo.
La llegada de Nube de Tinta a principios de junio de este mismo año me tomó de imprevisto completamente. Un día abrí el correo y me encontré con una presentación de este nuevo sello donde se decía cuáles eran sus objetivos y metas. Querían traer historias que emocionasen, que hablasen de esperanza, de ilusión y de posibilidades, de puertas que se cierran, pero también de otras que se abren. Y se pusieron a ellos mismos el listón muy alto con sus dos primeros títulos; sin duda alguna, Bajo la misma estrella y Memorias de un amigo imaginario me conquistaron. Fueron dos historias sencillas, pero que dejaron una huella imborrable en mí. Nube de Tinta se ganó con solo dos novelas todos mis respetos. Sin embargo, de igual manera que me habían entusiasmado sus primeros títulos, podrían decepcionarme con otras de sus novedades. No obstante, lo han conseguido de nuevo. La lección de August me ha dejado sin aliento.

Este nuevo título sigue fiel a las consignas de Nube de Tinta. Es una historia que nos habla de adversidades y dificultades, de problemas con los que lidiar. Una historia sobre las injusticias con las que a veces la vida nos pone a prueba. De nuevo, nos encontramos con una voz protagonista emocionante y desgarradora. Uno de mis mayores miedos es que todas las novelas de este sello siguieran el mismo paradigma —que, dicho sea de paso, resulta muy eficaz—: protagonista con algún problema al que trata de sobreponerse. Pero no es así. Si bien es cierto que Memorias de un amigo imaginario y La  lección de August guardan en principio algunas semejanzas como es el hecho de que los protagonistas tienen algo que les dificulta adaptarse y, por así decirlo, ser tan normales como otros chicos de su edad—, una vez que lees ambas historias encuentras las diferencias.

En La lección de August nos transportamos a la pequeña galaxia de Auggie, una galaxia donde él es el Sol, y el resto de su familia son asteroides que orbitan alrededor de él. Auggie nunca ha tenido una vida como la de cualquier otro niño a causa de su cara, que lo hace distinto a los demás. Por culpa de un maldito cromosoma, sufre una enfermedad —no esperéis de mí que recuerde su nombre— que hace que su cara sea diferente. Auggie no soporta su cara. No soporta ver las expresiones que pone la gente cuando ve su rostro. Hasta entonces, Auggie estudiaba en casa; sin embargo, ahora sus padres creen que sería conveniente que Auggie empezara la escuela. Y así es como comienza su pequeño enfrentamiento contra el mundo.

Auggie está aterrorizado, ya que no sabe qué le puede deparar esta nueva aventura. Al principio todo empieza fatal, pues durante los primeros días de clase recibe esas miradas que tanto le desagradan. Habrá momentos en los que desista; no obstante, el apoyo incondicional tanto de sus padres y su hermana como de  los pocos, pero buenos amigos que ha hecho conseguirán que el pequeño Auggie venza su particular batalla contra el mundo.

Cabe mencionar la estructura de la novela, que se divide en ocho partes relatadas por cinco personajes distintos —tres partes narradas por August, y cinco más relatadas por otros cinco personajes diferentes—, que le dan una mayor complejidad a esta historia que tan sencilla se antoja. Así, no solo conocemos lo que piensa y siente August, sino también cómo se manejan otros personajes con el problema del chico. Además, los capítulos son muy cortos, lo que hace que la novela se lea en poco más de un día. La pluma de la autora también es digna de mención, ya que es tan fluida que, como ya os digo, consigue que devores las páginas.

Nube de Tinta ha vuelto a acertar. Cada una de las novelas que escoge para su catálogo nos enseñan algo. Con La lección de August he vuelto a emocionarme, y eso es algo que pocos libros consiguen conmigo. Como diría August, todos merecemos una ovación; en este caso, Nube de Tinta se merece una bien grande. Sé que en algún momento traerán una novela que no me entusiasme tanto. Pero aún no ha llegado ese día. Y, si siguen así, quizá no lleguen a defraudarme nunca.


Si me encontrase una lámpara maravillosa y solo le pudiese pedir un deseo, le pediría tener una cara normal en la que no se fijase nadie. Pediría ir por la calle sin que la gente apartase la mirada al verme. Creo que la única razón por la que no soy normal es porque nadie me ve como alguien normal.

9 comentarios:

  1. Se ve que Nube de tinta empezó fuerte y sigue igual. Tengo ganas de leer este libro.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No he leído nada de esta nueva editorial, pero por lo que veo, sus libros merecen ser leídos :)
    Besitos y gracias por la reseña ^-^

    ResponderEliminar
  3. Ya sabes mi opinión: no me gustó nada esta historia de August. Nada. La encontré sentimental, melodramática, llena de buenos sentimientos, pero nada de literatura. La encontré tópica en el peor sentido del término, en el abuso de estructuras ya conocidas y exprimidas por otras novelas, cine (me recordó tanto a aquella vergonzosa "Jack" con Robin Williams" con sus amigos que se pelean, la vergüenza de ser diferente, la aceptación, padres protectores, discurso final...), telefilmes...

    No sé... no pude conectar con nada de lo que me contó. Ni la historia de August ni la de los satélites.

    Nos vamos leyendo.

    ResponderEliminar
  4. He leído esta mañana otra reseña del libro y la verdad es que tiene una pinta de ser super bonito, pero no sé si lo terminaré leyendo porque luego con estos libros lo paso fatal!! Pero me llama bastante.

    Un besoo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate, porque al fin y al cabo, aunque tratan temas crudos, acaban siendo de lo más esperanzadores.

      Eliminar
  5. Sip, Nube de Tinta ha puesto el listón muy alto con sus novelas. Tengo por aquí La lección de August y será una de mis próximas lecturas. Me ha llamado mucho la atención lo que cuentas.
    Estoy de acuerdo, aunque al principio parezcan iguales, no tienen nada que ver. La única similitud es que son personajes con problemas, a los que les cuesta adaptarse. Pero todo el mundo tiene problemas, los de estos chicos son enfermedades o trastornos, pero es no quiere decir que los libros sean iguales ni mucho menos.
    Beeeeeesos

    ResponderEliminar
  6. Todas las reseñas de este libro son positivas. Ya está en mi estantería y pronto pasará a mi mesilla de noche ^^


    saludos.

    ResponderEliminar
  7. A todos casi les ha gustado, pues bueno si lo llego a ver ya diré xD

    besos!

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿No? Opina, sugiere, quéjate, hechízanos tú también. Pero siempre desde el respeto y la educación. ¡Esperamos tu opinión! ^^

Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP